Juan Sebastián Restrepo Mesa
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Advertencia: Las opiniones expresadas por los colaboradores o los lectores
son de su responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento del periódico.


Juan Sebastián Restrepo Mesa
Psicólogo especialista en Trabajo Social Familiar


/ Juan Sebastián Restrepo
Me divierte el “pero”, porque se parece a las cachetadas que le daba el Chómpiras al Botija. Antes del “pero” peinamos y acicalamos al Botija, y después damos la cachetada

/ Juan Sebastián Restrepo
Es un mandato cultural que dice que “Eres tan bueno como el número de “me gusta” que obtienes en Facebook” o “si no te esfuerzas por ser grandioso, privilegiado y admirado, eres ordinario e inadecuado”

/ Juan Sebastián Restrepo
Vivimos hoy la vida de hámsteres que corren solitarios en sus ruedas económicas, políticas y espirituales, persiguiendo la gloria de una selfie perfecta

/ Juan Sebastián Restrepo
Cuando uno decide desde el fondo del alma, ya no hay lugar para dudas. Uno ya no se pregunta si es por aquí o si no es por aquí. Uno sabe por dónde es y solo se pregunta cómo

/ Juan Sebastián Restrepo
El guerrero encuentra la fuerza en la inteligencia de la situación. Algunas veces la fuerza está en esperar unos minutos, otras en dejar que el otro ataque primero, otras en no oponer resistencia

/ Juan Sebastián Restrepo
Nuestras verdades del corazón no son relativas nunca, siempre son lo que son. Y aunque nadie conoce la verdad del universo, todos sabemos la verdad de lo que realmente pensamos, sentimos y hacemos

/ Juan Sebastián Restrepo
Las personas que prefieren las manos y hacen del trabajo su forma de honrar y agradecer la vida, saben que da más poder la gratitud que la queja

/ Juan Sebastián Restrepo
¿Qué piensa de sí misma una persona que tiene miedo a equivocarse? En ese temor convergen bobada, soberbia y falta de amor profundos

 
/ Juan Sebastián Restrepo
Si, como dice la cultura express, el tiempo es el comodity más valioso, o como lo dice la calle, “el tiempo es oro”, entonces el afán es la experiencia contemporánea de la carencia

/ Juan Sebastián Restrepo
Cuatro pistas bastante concretas sobre cómo terminamos por resistirnos a vivir

Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.