plantilla-Ver-Galeria-feriadellibro
“El ruido es infernal”
Esta es solo una de las críticas que el Comité de Valorización, conformado por vecinos del proyecto, tiene contra el puente en construcción



“Ruidos con taladros, retroexcavadoras, martilleo permanente, soldaduras, mezcladoras de cemento desde las seis de la mañana -incluidos los domingos- hasta las ocho de la noche. El ruido es infernal”. Eso manifiesta la ingeniera administradora Gloria Gaviria, vocera del Comité de Valorización de El Poblado, grupo interdisciplinario de profesionales conformado por vecinos del puente de la calle 4 Sur. “Nos hemos quejado en el Comité Cívico de Obra, y a pesar de que hemos acudido a la Inspección de Policía 14B y elevado derechos de petición solicitando que corrijan el horario de trabajo, no se ha hecho nada”.
Valga aclarar que entre los vecinos más perjudicados por el ruido están la Clínica Las Vegas y sus pacientes, así como Rondas de Oviedo, Cañaveral y Marruecos. “Nuestra petición se ampara en el artículo 56 del decreto 984 de 1995, según el cual cuando se está desarrollando una obra pública y existen al menos dos personas que se quejan, se deben suspender los trabajos en horario extendido, domingos y festivos. Nuestra propuesta es que trabajen de lunes a viernes de ocho de la mañana a cinco de la tarde. El problema es que el Alcalde quiere inaugurar la obra el 18 de diciembre. Proponemos que le amplíen el plazo a Conconcreto, que si la obra es para la comunidad que respeten y que la entreguen después, porque el ruido es infernal”, añade Gloria Gaviria.

Objeciones a la obra
Otras de las críticas en que insiste el Comité de Valorización con respecto al puente de la calle 4 Sur es que “a la comunidad se le socializó un proyecto pero se está ejecutando otro distinto, y se le cambió el cauce a la quebrada La Sucia. Quedó pegada a Altos de Las Vegas y a la Clínica Las Vegas, sin dejar los retiros obligatorios de 10 metros”.
De otro lado, reiteran su preocupación por considerar que el puente se convertirá en un embudo. “Trae hacia la carrera 43C cuatro carriles que desembocarán en dos y el único sitio para el desfogue de los carros será Los Balsos”. También les parece que la glorieta que se construye donde era el restaurante La Rueca, detrás de Oviedo, “se convertirá en un cuello de botella pues recibirá a todos los carros que vienen o van al puente de la 4 Sur, así como a quienes bajan por Los Balsos para ir hacia Envigado”.
Así mismo, mediante un derecho de petición solicitaron a la Alcaldía solucionar el problema peatonal en la 43C. “Si hoy es difícil, cómo será cuando el puente esté en funcionamiento”.
Ante estas objeciones, la Alcaldía de Medellín ha reiterado que tanto la movilidad vehicular como la peatonal mejorarán notablemente con la construcción del puente.

Demanda de nulidad a la valorización

El Comité de Valorización también interpuso en agosto una demanda de nulidad a las resoluciones 0725 del 29 de julio de 2009 y la 0824 de 2010, mediante las cuales se decretaron las obras viales para financiar con el cobro de valorización. “Consideramos que esas resoluciones son ilegales porque el 7 de octubre del 90 hubo una consulta popular por la obra 500 y la comunidad manifestó que no quería que hicieran esas obras por valorización. Ese resultado está vigente y encontramos que al menos 16 de las obras actuales coinciden con parte de las proyectos definidos en el paquete de la obra 500.” Aseguran, por ejemplo, que el proyecto de la carrera 43 B-C-D en los barrios Manila y Astorga, que se iniciará este año, no se puede cobrar por valorización porque estaba incluido en la obra 500. Consultado sobre este tema, el director ejecutivo del Fondo de Valorización de Medellín -Fonval- Luis Alberto García, manifestó a Vivir en El Poblado que “aun no he recibido notificación alguna de demanda, por tanto no puedo pronunciarme sobre esto. Será la ley la que se exprese”.
vermasnotas