Viva el jardín
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
 
  Publicado en la edición 411, abril 11de 2010  
     
 
 
 
Violeta de los Alpes
 
 
 
     
 
De una fascinante belleza, estas sencillas flores surgen erguidas en un tallo leve que asoma por entre hojas de las más exquisitas tonalidades del verde. De una delicadeza sin igual, se acomodan muy bien en un matero pequeño, y constituyen, en plena floración, un verdadero espectáculo que perdura durante varios meses.
A esta violeta de exuberante floración le sienta muy bien un clima fresco y luminoso, y debe protegerse del sol directo y sembrarse en una buena tierra nutritiva, pero es bueno tener en cuenta que al desarrollarse los nuevos capullos, consume mucho de ese alimento, de ahí que sería conveniente aplicarle algo de fertilizante.
Los conocedores de esta planta recomiendan agua tibia para su riego, parte de la cual debe ser vertida en el plato de la maceta durante unos quince minutos para que la planta la absorba. Debe eliminarse el agua sobrante.
 
 
Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.