POBLADO MASCOTAS
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

pobladomascotas cabe
Una década atrás los enamoramos con el Labrador, el Crestado chino, el Cocker spaniel, el Malinés o el Ovejero de Shetland y 80 razas más. Pues vuelven las mascotas de Vivir en El Poblado, comenzando con los queridos perros: su historia, sus características, sus exigencias... 

El Shih Tzu como al Pinscher o al Pequinés a esta raza se le clasifica en el grupo de los Perros de Compañía,  muy apreciados por quienes carecen de espacio en sus casas y quieren tener una mascota que no les represente grandes problemas como la caída de pelo en abundancia, los cuidados costosos y los desastres.

Los barcos comerciantes y pescadores, que siempre tuvieron como puerto favorito a las islas Shetland, frente a la costa norte de Escocia, son la explicación inicial de la existencia del perro que en confianza es llamado Sheltie.


Los primeros ejemplares conocidos en Europa fueron llevados en la década del 70 por un grupo de franceses y yugoslavos. En América aparecería diez años después.

Fue adoptada en marzo de 2010 y se vino de Bogotá para El Poblado en abril de 2015.

Hijo de Bulldog con Fox terrier y con Dálmata, este perro inglés es producto del cerebro cruel y sanguinario del hombre y por eso mismo víctima de una reputación de asesino que le costará muchos años más para revertirla.

A pesar de su aspecto de peluche, esta raza es independiente y hasta arrogante, aunque tiene otros atributos que compensan este carácter. 

Este perro es la variedad de lujo de la raza Pastor belga y se le considera justamente por su línea estética como patrimonio de los representantes selectos de los animales de trabajo. Su nombre tiene origen en el Castillo de Groenendael, al sur de Bruselas.

Esta raza Dálmata, que saltó a la fama gracias a las películas de Walt Disney, es una de las más fáciles de identificar por sus características manchas negras sobre fondo blanco. 


Mastín Inglés llegó a Europa con los fenicios. Quienes defienden este origen dicen que su antepasado es el Mastín Asirio. Otra corriente lo ubica en el Moloso de Epiro, llevado a Inglaterra por el ejército romano.


Cuando se dice que en estos perros no buscaron belleza en las formas, aunque entre gustos no haya disgustos, hay que creerles. Sí, el Bulldog inglés con su cuerpo de pera, visto desde arriba, reúne unas características bien peculiares.

Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.