Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
La casa del absurdo
No ha habido poder humano, ni administrativo ni judicial que logre la devolución al Municipio y a la comunidad de lo que es suyo

Por una leguleyada incomprensible para un ciudadano del común, la zona 5 de Medellín, comuna 14 o El Poblado no tiene Casa de la Cultura. Parece tema para una obra de teatro del absurdo. De manera increíble y ante los ojos de todos se apoderó de ella una entidad particular. No ha habido poder humano, ni administrativo ni judicial que logre la devolución al Municipio y a la comunidad de lo que es suyo: una Casa de la Cultura que la Alcaldía está pidiendo desde 2008 porque considera que no está cumpliendo la misión para la que fue pensada. Y esta no es otra que la de servir a la comunidad de El Poblado en general y no ser usufructuada de manera exclusiva por un particular.
Varios secretarios de Cultura han intentado en vano que la Corporación Taller de la Música devuelva lo que no le pertenece, una casa situada en el barrio Manila, al lado de la Estación de Policía, la misma en la que, a propósito, los uniformados viven hacinados. El inmueble le fue cedido en comodato a la Taller de la Música en el 99. El contrato especificaba que la Alcaldía podía darlo por terminado cuando lo juzgara conveniente, como efectivamente ocurrió nueve años después.
Sorprende y asusta la impotencia y pequeñez del Municipio ante el capricho de un particular. Más extraña, cuando a ese mismo Municipio lo hemos visto actuar en forma implacable, ordenando el desalojo de varias familias de sus propias casas -no cedidas en comodato- para construir proyectos como el Parque Bicentenario. Sería bueno entender la diferencia entre un sitio y otro en la aplicación de la ley y la defensa del bien común.
Es sorprendente que un sector tan importante de Medellín como es El Poblado, habitado por 120 mil personas y compuesto por 22 barrios, no tenga casa de la cultura, o que sí la tenga, pero muerta, como dice un refrán. A una comunidad que por diversos medios ha insistido en que requiere de espacios públicos para la recreación y la cultura, que no tiene parque-biblioteca, que lo más cercano con lo que cuenta para el esparcimiento, diferente a la rumba, son los cines en los centros comerciales; a una comunidad a la que se le ha criticado que tienda a encerrarse en las burbujas de sus unidades residenciales, ya es hora de que se le preste atención y se le dote de un lugar apropiado para el alimento del intelecto y el espíritu. Hoy, cuando el alcalde Aníbal Gaviria da los últimos toques al documento final del Plan de Desarrollo 2012-2015, es el momento indicado para asegurar a la comuna 14 un espacio público para la cultura, bien pensado y no sujeto a los caprichos e intereses de un particular.
 
 
 
 EDITORIAL
Que el Foro trascienda
En contra de la consolidación de una ciudad más equitativa también actúa una arraigada exclusión, no solo de las clases más desfavorecidas sino de la población con mayores recursos
   
 
   
 
.FOTO DE LA SEMANA
   
 
.VIVIR  PORTADA
   
 
Calle 9 No. 42-18
El Poblado - Medellín
Pbx: 268 2758 -  Fax: 268 1189
Copyright © Vivir en El Poblado
POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
SIGUENOS EN