JUAN PABLO TETTAY
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
/ Juan Pablo Tettay
Además de las delicias que probé, me encantaron las charlas y conferencias: 92 experiencias de vinos, cervezas, café y maridaje con expertos de América Latina y Europa dispuestos a compartir su conocimiento

/ Juan Pablo Tettay
Pruébelo en el ajinomoto o glutamato monosódico, muy común en Oriente y en Perú y bastante controversial como origen de migrañas, espasmos musculares, náuseas, alergias, o, visto de otro modo, como lo sabroso de la vida

/ Juan Pablo Tettay
Que la lista de los mejores 50 restaurantes de América Latina revise la provincia, que entienda que la diversidad de un país florece, precisamente, en ciudades intermedias, entre cocineros inquietos

/ Juan Pablo Tettay
Una compra responsable, además de apoyar a los productores locales, también le dice no a la guerra, le dice sí a un campesino que escogió cultivar café, caña o frutas en vez de coca o marihuana

/ Juan Pablo Tettay
Entre chefs en casa y cenas clandestinas, la ciudad ha empezado a abrirse a nuevos espacios. ¿Quién dijo que la alta cocina es exclusiva de los restaurantes?

/ Juan Pablo Tettay
Cuando llegaron los postres el chocolate no estaba en el menú. En cambio, aparecían el nopal, el mamey, el aguacate, los churros y el mango, ingredientes tradicionales de México

/ Juan Pablo Tettay
Muchas veces, el cocinero se ve tentado, olvida que el ingrediente es el más importante y empieza a buscar la fama. Otras, su proceso creativo va por mal camino y los insumos se esconden en un mar de sabores que enmascaran

/ Juan Pablo Tettay
Muchas veces, el cocinero se ve tentado, olvida que el ingrediente es el más importante y empieza a buscar la fama. Otras, su proceso creativo va por mal camino y los insumos se esconden en un mar de sabores que enmascaran

/ Juan Pablo Tettay
Como en casi todo Oriente lejano, en estas latitudes es esencial que cada propuesta gastronómica ofrezca sabores dulces, salados, picantes, amargos y ácidos. Por ello hay un juego interesante con especias y chiles. Medellín hoy se abre a estas propuestas

/ Juan Pablo Tettay
En una cocina todo está calculado. El punto de pimienta, la cantidad de tal ingrediente y, sobre todo, la sal. Agregar sal a un plato es decirle al cocinero que no confiamos en su criterio

Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.